Bertik, nuestra mascota

Bertik nació de la unión de las dos letras que forman el símbolo. La B y la K se gustaron, se abrazaron muy fuerte y tras un giro de 90º apareció una figura muy pequeñita pero muy traviesa. La verás moverse por todos lados. Es el espíritu mismo de la aventura del laberinto. Es incansable y muy divertida. Le encanta el rollo oriental, el deporte y superar todos los retos.

Bertik mascota de Bertikal